Tesoro del inca: justo cuando murió el inca Atahualpa (1533), una caravana le llevaba catorce y media arrobas de oro a Cuzco (Perú). Pero cuando se les informó a los de la comitiva que el jefe indígena había fallecido, los indios, sin saber qué hacer con el tesoro, lo depositaron en el fondo de la laguna del cerro Quimal, en el desierto de Atacama.

Se cuenta que lugareños han logrado sacar algunos objetos de la laguna, pero que después cada uno de ellos ha tenido mala suerte en sus vidas. (Versión basada en la recopilación de Oreste Plath).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here