La historia de Juan Soldado

Se cuenta que hace varios siglos, en la ciudad de La Serena, vivía un joven de escasos recursos llamado Juan Soldado. Este hombre se enamoró de la única hija de un cacique adinerado, que habitaba en las afuera de esta ciudad. Al tiempo, la pareja decidió casarse, pero el padre, al enterarse de esto, se opuso. Entonces, la pareja decidió huir y casarse en secreto en la iglesia de La Serena.

Justo en el momento en que el sacerdote bendecía a la pareja, gente del pueblo entró a la iglesia para advertir que venía el cacique junto a sus mocetones, diciendo que destruiría la ciudad y mataría a los enamorados. Nadie sabe cómo pasó, pero luego que la turba entró a La Serena, la ciudad desapareció.

De esta manera, se dice que en ciertas noches, especialmente los sábados, los que pasan cerca de donde estuvo edifi cada la antigua ciudad, oyen música y canciones, y que los Viernes Santo, la urbe se hace visible a los que la contemplan desde lejos, pero la imagen se va borrando de a poco.

Otra versión de la historia, señala que en la época de la Colonia existió en La Serena un soldado español llamado Juan. Cierto día mató en la calle a dos compatriotas adinerados que se habían burlado de él al verlo pobremente vestido. Desde ese momento, este joven desapareció, quedando en el suelo solo su espada.

Meses más tarde, en lo alto de un cerro se encendía todas las noches una luz. Sin embargo, al año se extinguió. Cuando los curiosos llegaron a este punto se encontraron con el soldado Juan, muerto y envuelto con ropa de monje. En ese momento, se decidió llamar al cerro Juan Soldado. (Versiones basadas en la recopilación de Oreste Plath).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here