La candidata a constituyente Guacolda Bascuñán Aravena (Lista XN N° 16) planteó en forma clara y concisa que el nuevo texto o carta fundamental que regirá los destinos de todos los chilenos, es decir la Nueva Constitución debe estar basada en forma esencial en los Derechos Humanos, ya que la condición de pertenecer a la raza humana nos otorga una serie de derechos y libertades que deben ser cuidados y respetados por todos y todas, en todo el Mundo por igual. Éstos son Los Derechos Humanos, como el derecho a la vida, la libertad, la seguridad de la persona, o la protección ante la discriminación, entre otros.

Manifestó que “como candidata a constituyente, las propuestas son de acuerdo al mandato de la ciudadanía expresadas durante décadas. El texto de la nueva Constitución debe partir y definirse desde los derechos humanos y desde ahí se deben construir las políticas púbicas, lo social como la Educación, la Salud, Vivienda, los derechos negados por décadas a los pueblos originarios, la inclusión, diversidad sexual, etc., es decir. todos los derechos para terminar con la desigualdad”.

Se entiende, por lo mismo que los Derechos Humanos poseen un número de características que les son intrínsecos y que brindan seguridad a todo ser humano en cualquier parte del mundo para que se respeten en mismas condiciones.

Así, los derechos que mencionamos además de ser atemporales y personales (es decir, que no se vencen y que se aplican a cada uno) son indivisibles (no puede existir uno sin que se cumpla el otro) e intransferibles (no pueden ser dados, nacemos con ellos por lo tanto nos preceden).

Esto les otorga una condición de imprescriptibilidad que hace que no haya gobierno, ser humano o institución que pueda dudar de ellos o no cumplirlos sin saber que está cometiendo un delito.

Por eso agregó que son muchas las propuestas de la gente basada en la necesidad, “la pobreza y la falta de equidad e igualdad, porque las riquezas de Chile están muy mal repartidas llegando a un número limitado de la sociedad civil como simples bonos que solo son pan para ahora y hambre para mañana”.

Apuntó también al exacerbado centralismo que se vive en las regiones por eso “como Regionalistas debemos lograr la Descentralización y no aceptar que las decisiones centralistas, en la redacción del texto constitucional nos perjudique en algún aspecto, así debemos luchar para potenciar nuestra región, como por ejemplo: La cancelación de patentes, el impuesto a la renta que se derivan de las empresas mineras deben operarse en la Región de Tarapacá”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here